Recomendaciones para las salidas recreativas con niños y niñas

Te acercamos algunas recomendaciones para tener en cuenta al momento de salir con los más pequeños a dar un paseo de esparcimiento:

  • Utilizá siempre tapabocas, nunca como una medida aislada sino siempre acompañada del distanciamiento social y el lavado de manos.
  • Llevá alcohol en gel para higienizarse las manos.
  • Evitá que toquen barandas de escaleras, manijas, paredes, ascensor, etc. Un buen modo es implementarlo como un juego.
  • Solamente salir con las personas con las que se convive. No unirse a grupos de amigos o vecinos.
  • Mantengan el distanciamiento físico de 2 metros con otras personas.
  • Evitá llevar juguetes para jugar en el piso o pelotas.
  • Tratá de encontrar calles tranquilas o caminos menos conocidos para estas salidas.
  • Al regresar a casa, quítense los zapatos e higienicen bien sus manos enseguida. Si usaste cochecito, debés rociarlo con solución de alcohol al 70% y si es posible, limpiarlo con una parte de lavandina y nueve de agua.

¿Cómo puedo ayudar a que los niños se adapten al uso de tapabocas?

Los chicos reaccionan de diferentes maneras ante el uso de tapabocas, la edad o la personalidad son factores a tener en cuenta. Mientras que unos pueden sentir miedo, a otros puede resultarles divertido ponérselo. En el caso de los más pequeños, el no poder ver un rostro completo, les puede volver más difícil encontrar las señales que les trasmiten seguridad y por eso es natural que se asusten.

Como ante todo lo que es nuevo, al principio puede tomar un tiempo acostumbrarse y necesitar más apoyo por parte de los padres. Aquí te brindamos algunas sugerencias e ideas para ayudarlos:

  • En la medida en que puedas, dales tiempo para practicar el uso. Ellos necesitan tiempo para ver, observar y acostumbrarse a lo que es nuevo.
  • Enseñales cómo ponérselo y cómo quitárselo.
  • Fabriquenlo juntos: si está la posibilidad de hacerlo en casa, ellos pueden elegir la tela o ayudar en el proceso de armado, sentirse parte.
  • Pueden decorarlo con un toque personal (ej. dibujarlo o pintarlo con marcadores para telas, o pegarles stickers). Esto ayuda a que lo sientan como algo propio y que tengan más ganas de llevarlo puesto.
  • Incorpórenlo en su vida cotidiana a través de sus juegos. Por ejemplo: jugar a los médicos, dibujar personas con y sin tapabocas, o ponerle uno de juguete a los muñecos.
  • Contestá a sus preguntas con palabras sencillas. Explicale el lado positivo, con sinceridad y centrándote en lo bueno que es usar tapabocas, en vez de en lo malo que pueden hacer los virus.
  • Si durante o después del paseo, parece estar preocupado o estresado, hablen sobre eso. Podés romper el hielo comentando: “Todo el mundo tenía un aspecto diferente hoy con los tapabocas, ¿no?” y luego, dejar que te explique lo qué pensó o sintió.
  • Recordá: la risa es relajante. Unos pocos momentos alegres compensan enormemente los momentos estresantes.

Importante – Sobre el uso adecuado de los tapabocas:

  • No se deberían usar en niños menores de 2 años ni en personas con problemas respiratorios o que estén inconscientes, incapacitadas o no sean capaces de quitárselas sin ayuda.
  • Lavarse las manos antes y después de colocarlo.
  • Una vez colocado, no hay que tocarlo y, si se necesita acomodarlo, debe hacerse desde las tiras.
  • No utilizarlo flojo.
  • Siempre debe estar seco y limpio al usarse, si se humedece, hay que reemplazarlo.
  • Retiralo sin tocar el frente y sujetándolo desde atrás.
  • Deben ser lavados con agua y jabón después de cada uso.