Prevengamos la fiebre amarilla

La fiebre amarilla es una enfermedad viral que se transmite a través de la picadura de algunas especies de mosquitos, como el Aedes Aegypti. No existe tratamiento, pero sí puede ser prevenida: conocé cómo hacerlo y, si estás por viajar a alguna de las zonas de riesgo, consultá a tu médico al menos 4 semanas antes de la partida para recibir las recomendaciones de vacunación apropiadas a tu situación personal y a las características del viaje.

En el marco del Plan de Contingencia para la Vacunación contra la Fiebre Amarilla elaborado por la Secretaría de Gobierno de Salud, contamos con vacunas provistas por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación gestionadas a través del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires.

¿Cuáles son los requisitos?

Es necesario acudir con turno y presentar orden médica.

¿Quiénes pueden aplicarse esta vacuna?

Personas entre 9 meses y 59 años inclusive, sin excepción.

¿Cómo solicito turno?

Contactate telefónicamente al 0810-333-8876.

¿Cuáles son los vacunatorios disponibles?

Swiss Medical Center Recoleta | Junín 1191, 1° piso.

Swiss Medical Center Microcentro (sólo adultos) | 25 de Mayo 264.

– Se te asignará la sede al momento de solicitar turno –

 

Para ampliar la información y acceder al test que te permite conocer si tenés que vacunarte o no, ingresá aquí

Hantavirus: todo lo que tenés que saber

Los virus hanta infectan a los roedores y pueden transmitirse al ser humano por vía respiratoria, por contacto directo con roedores o sus heces, orina o saliva, por mordedura y también por contacto con personas infectadas durante los primeros días de los síntomas.

Las enfermedades por #hantavirus son graves y pueden causar la muerte. Por eso es importante estar informados y aprender a reconocerlas.

En caso de reconocer alguno de los síntomas y haber viajado dentro de las 4 semanas previas a las zonas endémicas o haber tenido contacto estrecho con una persona infectada, acudí rápidamente a los centros de salud u hospitales de referencia.

Nuestra alimentación en diciembre

Fin de año es sinónimo de encuentros con amigos y familia, y no siempre se puede controlar qué o cómo comer y beber. Por eso te acercamos unas recomendaciones para cuidar tu peso y salud:

  • Realizá todas las comidas diarias habituales, para mantener controlado el apetito y no desbordarte el día de la fiesta.
  • Comé despacio, disfrutá del entorno y del encuentro con las personas. No centralices la atención sólo la comida.
  • Reservá las bebidas alcohólicas para el brindis, evitando los aperitivos “de entrada” con el estómago vacío.
  • Si sos anfitrión, ofrecé menús ricos y saludables que sean vistosos y atractivos.
  • Aprovechá el clima de fiesta para divertirte y mantenerte activo.

Swiss Medical Medicina Privada diseñó una Guía de orientación para una alimentación equilibrada, con recomendaciones y tips para un plan alimentario saludable. Ingresá aquí para acceder a la información completa.

Algunos mitos y dudas de las personas que tienen EPOC

Aunque la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) no es curable, detectarla en forma temprana permite recibir el tratamiento oportuno mejorando la calidad de vida y evitando futuras complicaciones.

Conocé algunos falsos mitos sobre esta enfermedad:

  • Si realizo ejercicios voy a tener más dificultad para respirar y puedo ahogarme.
  • Mi EPOC disminuye mi capacidad sexual, mejor evitar las relaciones sexuales.
  • No podré realizar viajes de placer o actividades recreativas porque no podré superar la falta de aire.
  • En mi casa hay escaleras y entonces con mi EPOC no podré usarlas, tendré que mudarme.
  • No tiene sentido tiene dejar de fumar si ya tengo diagnosticada la EPOC

Con la intención de ayudarte a resolver preguntas y evidenciar falsas creencias sobre la enfermedad, hemos diseñado una guía de prevención. Conocela ingresando aquí.

Te invitamos a conocer nuestros Programas de Prevención

 Para obtener mayor información comunicate al 0810-333-6800 o ingresá a la sección Programas de Prevención de nuestro sitio web.

Conociendo más sobre artritis reumatoidea

Artritis_boletin

¿Qué es la artritis reumatoidea (AR)?

La artritis reumatoidea es una enfermedad inflamatoria crónica, de mecanismo autoinmune y causa incierta. El sistema inmunológico, encargado de proteger al cuerpo de infecciones, tiene participación activa en la enfermedad y en el daño que la AR ocasiona en las articulaciones, pudiendo conllevar también el de órganos o tejidos.

La artritis consiste en la inflamación de la membrana sinovial, que recubre las articulaciones, puede presentarse en una o más de éstas o incluso en todo el cuerpo.

Se manifiesta a cualquier edad, aunque es más frecuente entre los 30 y 50 años, y tiene mayor prevalencia en mujeres.

¿Cuál es la causa de la AR?

Se desconoce la causa de la AR. El dolor y los síntomas de la AR ocurren cuando el sistema inmunológico ataca el revestimiento sano de sus articulaciones. Los médicos no saben con seguridad por qué se produce este mecanismo.

¿Cuáles son las zonas del cuerpo más afectadas?

Artritis nota 

Principales signos y síntomas

  • Articulaciones doloridas, calientes e hinchadas. Debilidad o sensibilidad.
  • Rigidez de las articulaciones, que generalmente empeora por la mañana al despertar y después de un tiempo de inactividad.
  • Fatiga corporal, fiebre o pérdida de peso.
  • Nódulos subcutáneos, enrojecimiento evanescente en la piel.
  • También son comunes: boca seca, sensación de hormigueo y a veces, alteraciones anatómicas.

Cuatro mitos sobre la artritis reumatoidea

  1. Si realizo ejercicios físicos voy a tener más dificultades para moverme.

Falso: las personas con artritis u otras enfermedades reumáticas pueden realizar ejercicios con movilización controlada, el asesoramiento debe estar a cargo de un/a reumatólogo/a. Esto te ayudará a evitar realizar ejercicios que exijan las articulaciones doloridas, lesionadas o muy inflamadas.

Consultá siempre con tu médico/a antes de comenzar a hacer ejercicios.

  1. Mi sobrepeso no tiene ningún impacto en mi artritis.

Falso: la sobrecarga de peso, tengas o no AR, siempre repercute sobre tus articulaciones, y en el caso de tener AR, es doblemente recomendable bajar de peso.

  1. El dolor es una parte inevitable de mi vida desde que tengo AR, no tiene sentido ocuparme de ello.

Falso: los dolores son una parte inevitable de la vida, lo diferente es saber cómo afrontarlos. Y la forma en que se los sobrelleva, varía según cada persona. El dolor y la discapacidad relacionados con la AR pueden afectar tu trabajo y tu vida familiar. El grado en que la AR afecta tus actividades cotidianas dependerá en parte de cuán bien puedas hacer frente a la enfermedad.

  1. El acto sexual podría causar episodios agudos de dolor.

 Verdadero: aunque, si la AR se trata oportunamente y en forma sostenida, no cabe duda

de que es posible llevar una vida sexual sana y satisfactoria. Vos y tu pareja pueden aprender a adaptarse y comunicarse de modo que el deseo aumente, la experiencia sea gratificante e incluso, la relación mejore.

Si no logras sortear el miedo o tenés bajo deseo de un acercamiento íntimo, lo importante es que converses con tu pareja, hay muchos modos de vincularse afectiva y sexualmente.

También podés consultar con tu médico por las causas de tu falta de deseo, ellas pueden ser múltiples, como por ejemplo: efectos adversos de la medicación, comorbilidades (Sjogren), dolor y aspectos emocionales (depresión, temor, vergüenza, baja autoestima).

Cuanto antes se realice el diagnóstico, mejor será el pronóstico de la enfermedad, ya que posibilitará iniciar el tratamiento a tiempo y detener la inflamación y el daño articular, lo que mejorará la calidad de vida.

Programa de Artritis Reumatoidea

Comunicate con nosotros al 0810-333-6800 opción 3.