Recomendaciones para personas con EPOC durante el aislamiento

Además de las medidas de prevención vigentes para todos (respetar la distancia física, lavarse las manos con frecuencia, toser y estornudar en el pliegue del codo, usar tapabocas) las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) pueden considerar las siguientes recomendaciones:

  • Medicación: por ningún motivo dejes de cumplir tu tratamiento habitual ni modifiques las indicaciones o te automediques. En lo posible, evitá el uso de nebulizadores dentro de tu casa ya que no están recomendadas por las aerolizaciones. Otros modos de administrar los fármacos son: a través de inhaladores de dosis medida (aerosoles y/o aerocámaras) o inhaladores de polvo seco (envases multidosis o en cápsulas). Si por algún motivo no pudieras cumplir esta recomendación, las nebulizaciones deberían realizarse en un lugar que minimice la exposición a las personas que viven con vos (ej. el exterior en una galería, patio o garaje). Si utilizás oxígeno, seguir las recomendaciones habituales.
  • Actividad física: realizá ejercicios físicos regularmente en tu casa, por lo menos durante 20 o 30 minutos, 3 veces a la semana o según lo indicado por tu médico de cabecera y acorde a tus posibilidades.Las actividades más recomendadas son las caminatas, podés usar una App en tu celular que cuente los pasos (podómetro) y bicicleta fija. También ejercicios aeróbicos sentado/a con los brazos y piernas, con pesas caseras y ejercicios respiratorios para aumentar la entrada de aire en los pulmones. Ir variando los ejercicios evitará la rutina y el aburrimiento.
  • Alimentación saludable: tanto el sobrepeso como la desnutrición son factores de riesgo para el empeoramiento de las enfermedades respiratorias crónicas. Tené en cuenta que mantener una alimentación a base de vegetales, frutas y proteínas, ayuda a no perder masa muscular y a tu sistema inmunológico. Los alimentos más ricos en proteínas son los de origen animal, tales como el huevo, la carne magra, el pescado o los lácteos. Sin embargo, también muchos alimentos de origen vegetal, como por ejemplo las legumbres, algunos cereales y frutos secos, contienen una alta cantidad de proteínas en su composición.
  • Manifestaciones emocionales: estados como ansiedad o depresión podrían presentarse más fácilmente en este momento. En particular, el trastorno de pánico, ya que es común que aparezca con la presencia de disnea. Puede que sientas la necesidad de recluirte y evitar cualquier actividad física que te lleve a sentir disnea por miedo a tener un nuevo ataque de pánico. Esta situación podría causar dificultades para seguir el tratamiento, por lo que es clave que puedas reconocerla. También es importante que prestes atención a los pensamientos negativos, ya que son generadores de ansiedad (por ejemplo, no pienses en el “encierro” o “aislamiento“ como algo negativo, sino como una oportunidad para estar protegido y crear aún mayor conciencia sobre tu autocuidado).

Si notás cambios en tu estado de ánimo o de relación, consultá con tu médico de cabecera o, en estos días de contingencia, en caso de necesitar asistencia psicológica podés contactarte con: consultassaludmental@swissmedical.com.ar

Para más información sobre pautas de autocuidado podés escribir a: pam@swissmedical.com.ar o consultar la guía informativa para personas con EPOC, haciendo click aquí